10 marzo 2010

EL BURRO QUE METIÓ LA PATA


Muy buen día familiares y amigos:

Después de dos días sin actividades por estas tierras Catalanas debido a las intensas nevadas que azotaron la comarca de Catalunya, poco a poco se recupera la normalidad en la ciudad, sólo toca escuchar las controversias entre los políticos catalanes, quienes arremeten entre sí para buscar la caída de las cabezas de los culpables, es decir, así de fuerte son las palabras de quienes hacen referencia a aquellos que tenían la obligación de parar las actividades desde un día antes de la tormenta de nieve, puesto que el no haber tomado esa decisión se provocó el colapso mayúsculo por la falta de previsión de todas las familias. Sin duda alguien metió la pata, pero cualquiera que sea el caso, no hubo pérdidas más allá de las económicas, sólo inconformidades por parte de una sociedad acostumbrada al confort; un día sin luz ha parecido, para muchos una pena muy grave, creo que para esta situación, o no, viene a bien este pequeño cuento que me envió la doc. Marichuy (para los amigos) "El burro que metió la pata" por Elena Poniatowska, lo comparto a su buen criterio.

Como nota al pie, comentarles que me encuentro muy bien, todo ha sido diversión, caminar por primera vez en el hielo ha sido estimulante hago mucho esfuerzo para no resbalar por no contar con el zapato adecuado, aunque prefiero pensar en mi interior que me estoy preparando para los próximos juegos de invierno.

¡Un abrazo muy grande!
Rocío López Medina